Programa Andrés - Meditación

Centro de atención
de adicciones

Meditación

La meditación es el estado
de la más total atención

La droga no produce nada por si misma solo estimula partes del cerebro que producen las sensaciones.

La meditacion reemplaza a la droga como estimulador cerebral.
La meditacion es una tecnica, que requiere del entrenamiento del cuerpo y de la mente y cuyo objetivo es lograr la armonizacion de las ondas cerebrales en vigilia logrando un nivel de conciencia mas profundo y así una optimizacion de las capacidades cognitivas.

El objetivo es iluminar un momento. llevar hacia alli la atencion y resignificar la angustia que esa vision produce.

Sin la transformación de las impresiones, sin lograr el estado de “Atención” es imposible revertir el proceso de la adicción. Por ello entrenamos mente y cuerpo para el desarrollo de la auto observación psicológica de instante en instante.

Estos objetivos los logramos a través del ejercicio cotidiano de la meditación.

La meditación es una herramienta que nos permite acceder en forma amable a nuestras puertas más internas y ocultas, donde protegemos nuestro verdadero ser.

Se trata de desarrollar un estado contemplativo completo y continuo, un estado de conciencia de nuestra propia mente, viviendo la vida en primera persona, alertas de nuestro cuerpo, de nuestras emociones, de nuestros pensamientos y de los eventos que ocurren.

Sin hacer valoraciones, sin justificaciones o escapes al pasado, sin fantasear con el futuro. Recobrar el estado infantil de asombro.

No debemos confundirlo con una postura mística o pseudo-religiosa ante la vida, se trata de una herramienta que intenta lograr la “atención libre del yo”.

Conocer nuestros límites, nuestras debilidades y nuestros manejos de auto boicot, nos permitirán estar alerta ante nuevas situaciones de peligro. Momentos de ansiedad o de angustia que nos hubieran llevado a actuar la compulsión, de esta manera logran tener un espacio y un tiempo propios para permitir a nuestros “reflejos de salud” actuar en nuestra protección.

Entender esto es alejarnos un paso más de la compulsión como respuesta refleja al vacío y al miedo.